funeral civil
Funeral laico, diferencias con funeral religioso
15 mayo, 2022
Declaración de la Renta de un difunto
Declaración de la Renta de un fallecido
16 junio, 2022

La incineración de mascotas es uno de los nuevos servicios que ofrecen algunas empresas funerarias de nuestro país. 

Es innegable el cariño que sienten las familias por sus mascotas. Para muchos es un miembro más de la familia, ya que les acompaña y comparte su día a día durante muchos años. Por ello, resulta muy doloroso cuando llega el momento de darles el último adiós.

El servicio de incineración de mascotas nace pensando en las familias que no disponen de un lugar apropiado dónde depositar el cuerpo de sus animales de compañía tras su muerte. Recurrir a la cremación de mascotas es una nueva opción con la que contar para dar un final digno a estos pequeños compañeros de viaje.

La contratación más frecuente de este servicio es para perros y gatos, pero también puede solicitarse para conejos, pájaros, hamsters, peces e incluso tortugas.

Tipos de incineración para mascotas

El servicio de incineración de mascotas se realiza en unos hornos crematorios especiales fabricados para tal fin. Estos centros deben cumplir con la legislación vigente que regula el traslado y manejo de animales muertos, además de la higiene y salubridad en los servicios.

En la actualidad las familias pueden optar por dos tipos de cremación para animales de compañía: la incineración individual y la incineración colectiva. 

Normalmente, la contratación de cualquiera de los dos servicios incluye la recogida del animal en el domicilio y el traslado a la incineradora. También suelen incluir la baja del chip en los registros oficiales y el certificado de incineración.

La diferencia principal entre ambos servicios es que, en la incineración colectiva, la mascota será cremada junto a otros animales y sus cenizas no podrán separarse del resto ni recogerse para su posterior conservación. 

En la incineración individual se crema al animal de manera independiente. Se incluye en el servicio una urna de cremación en la que se depositarán las cenizas de la mascota y se acercarán al domicilio de la familia para que puedan guardarlas. Se entrega además un certificado de incineración individual.

Cuánto cuesta la cremación de mascotas

El precio de cada cremación variará dependiendo del tipo de servicio escogido. La incineración de mascotas colectiva resulta más económica que la incineración individual. Lógicamente, el uso colectivo del horno crematorio reduce los costes. También el hecho de no recoger las cenizas y de no necesitar el posterior envío al domicilio familiar.

El tamaño de la mascota y el lugar de recogida también serán determinantes a la hora de establecer un presupuesto personalizado.

El precio será más alto también si se contratan servicios añadidos como el velatorio. O si se requieren productos alternativos como urnas, relicarios, recordatorios, …

Otros servicios complementarios a la incineración de animales

Si además de la incineración de mascotas se les quiere hacer un pequeño homenaje, algunas empresas ofrecen la posibilidad de contratar en diversas ciudades un velatorio personalizado. Con este servicio se puede velar al animal durante unas horas en una sala privada para despedirlo y acompañarlo hasta el momento de su recogida para proceder a la incineración.

Algunas funerarias también posibilitan el asistir a la cremación del animal, siempre que se elija la opción de incineración individual.

Si lo que se quiere es perpetuar su recuerdo, existen múltiples opciones de joyas o relicarios con los que llevar siempre cerca a estos queridos compañeros. Se trata de pequeñas piezas con un depósito en el que guardar una mínima cantidad de sus cenizas. Piezas de múltiples formas, materiales y colores que brindan la oportunidad de recordar a las mascotas cada día.

En caso de necesitar más información sobre la incineración de mascotas en Zaragoza, póngase en contacto con nuestra empresa funeraria Tempus.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − quince =

Llame ahora